+54-02342-430200

Belgrano Nº 1650

B6640 - Bragado

administracion@lavozdebragado.info

Se recordaron ayer los 207 años de la Revolución de Mayo

-Los actos centrales se realizaron en el Teatro Constantino – Se suspendió el baile de las peñas

revoluciónuno2605Ayer jueves 25 de mayo, se celebró el 207 aniversario de la Revolución de Mayo, lo que significó para nuestro país el primer Gobierno Patrio.
Los actos en nuestra ciudad comenzaron a las 09:30 horas con una leve llovizna y en ese momento las autoridades municipales encabezadas por el Intendente Vicente Gatica, se dirigieron a la plaza 25 de Mayo, en donde se procedió al izamiento del Pabellón Nacional, que estuvo a cargo del Jefe Comunal, Vicente Gatica quien acompañado por las docentes jubiladas Elidé Pradas y Hebe Noemi “Chachi” Altieri.
Posteriormente todos los presentes autoridades y público se dirigieron hasta el Centro Cultural Florencio Constantino en donde se desarrollaron los actos centrales, previo al Tedeum realizado en la Iglesia Santa Rosa de Lima.
En el teatro, primeramente se ubicaron sobre el escenario de la sala mayor los abanderados y escoltas de las escuelas de nuestra ciudad, como así también de otras instituciones locales, sean policiales, Bomberos Voluntarios, etc.

revolucióndos2605Posteriormente se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino para luego escuchar la concepción de la fecha alusiva.
Primeramente hizo uso de la palabra la directora de la Escuela Nº 11 de La Limpia, Fernanda Palmares, quien entre otros conceptos dijo que, “hoy recordamos un momento clave de nuestra historia, en que renuncia el Virrey Cisneros y ocurre la verdadera trascendencia histórica de la Argentinidad: El nacimiento de la identidad nacional y una muestra de coraje para romper los lazos políticos con la metrópoli…”.
Para finalizar sus palabras expresó que, “nutrir nuestro intelecto nos hará más libres y justos, ojalá todos desde nuestro lugar podamos avanzar y pensar un nuevo concepto de Patria, las ideas que impliquen una vida digna para todos los argentinos, un país más justo y solidario. No dejemos pasar la oportunidad que cada día nos ofrece”.

PALABRAS DE MAURICIO TOMASINO

El Secretario de Gobierno de la Municipalidad, doctor Mauricio Tomasino, también dejó su mensaje ante los presentes expresando que: “Hoy conmemoramos el 207 aniversario de la Revolución de Mayo, una revolución que marca, sin duda alguna, los orígenes de nuestra historia como país. Una revolución que generó un CAMBIO en las estructuras políticas, sociales y culturales de nuestro suelo y que fuera la antesala de la tan preciada y costosa independencia.
Fue un proceso histórico pero también un sueño, un sueño de un grupo de hombres comunes; periodistas, abogados, escritores. Personas llenas de pasión, compromiso, voluntad, coraje, con aciertos y errores, pero hombres al fin.revolucióntres2605

Mariano Moreno, Manuel Belgrano, Juan José Castelli, Juan José Paso, la historia les dio nombres y apellidos conocidos, los definió como patriotas, pero en esencia eran hombres comunes que perseguían ideales y valores extraordinarios.

Creo que cada 25 de mayo nos mueve -por un lado- a pensar en estos hombres, a sacarlos por un momento de los libros, del bronce de sus estatuas, y concentrarnos en los valores y los ideales que los impulsaron a marcar la historia.

Libertad, igualdad y república... fue la primera gran influencia proveniente de la Declaración de la Independencia de Estados Unidos en 1776 que proclamaba que todos los hombres eran iguales ante la ley, defendía los derechos de propiedad y libertad y establecía un sistema de gobierno republicano.

Años más tarde, comenzaron a difundirse por nuestras latitudes los ideales de la Revolución Francesa, la “Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano” que proclamaban los principios de “libertad, igualdad y fraternidad.”

Estos hechos tuvieron una gran repercusión entre los criollos de nuestra tierra, lo que, sumado a los intentos de Invasiones Inglesas por ellos repelidos, y –finalmente- la pérdida de la corona de Fernando VII de España en manos de Jose Bonaparte, llevaron a éstos hombres -y a los de toda América- a sentir que había llegado el momento de luchar por su independencia.

Hombres comunes, en un contexto determinado, movidos por ideales extraordinarios que dieron origen a nuestra Nación.

Valores como Soberanía, Igualdad, Libertad, Progreso, República, Democracia, fueron el resultado de este proceso histórico. En estos lemas se condensa la Historia Argentina. Esa es su esencia.

revolucióncuatro2605Desde 1810 mucho hemos luchado para defender y hacer de esos sueños una realidad, y hoy, cuando algunos de ellos falta, necesitamos reafirmar constantemente nuestro compromiso con ese pasado. No son útiles las simples declamaciones, debemos despertar la conciencia cívica del pueblo, adormecida por décadas de claudicaciones y perjurios de aquellos principios que definieron nuestra identidad nacional.

Esta visión ya existía en aquellos hombres de mayo. Una de las primeras decisiones de aquella “Primera Junta de Gobierno Patrio” fue el decreto de "Supresión de Honores", unos de sus pasajes nos mostraba el camino, estableciendo:

“La libertad de los pueblos no consiste en palabras, ni debe existir en los papeles. Cualquier déspota puede obligar a sus esclavos a que canten himnos a la libertad; y éste cántico maquinal es muy compatible con las cadenas y la opresión de los que la entonan. Si deseamos que los pueblos sean libres, observemos religiosamente el sagrado dogma de la igualdad...”

Años más tarde, Esteban Echeverría, miembro de la también gloriosa "Generación del 37", aquella que mantuvo encendida la llama de la Revolución -luego de años en donde se pusieron en riesgo todos estos principios-, sintetizó: "la fórmula única, definitiva, fundamental de nuestra existencia como pueblo libre es: Mayo, progreso, democracia".

La Revolución del 25 de Mayo de 1810 y los patriotas que la impulsaron guardan un mensaje para todos nosotros que mantiene la fuerza de la vigencia y la potencia de la historia: trabajar con honor, responsabilidad y sacrificio por nuestro suelo, por nuestra sociedad, por nuestro presente y por nuestro futuro.

Gocemos de cada una de esas posibilidades que ellos nos legaron.

Aquella libertad por la que aquellos hombres dieron su vida es la que hoy nos permite, por ejemplo, votar libremente, eligiendo nuestras autoridades con total libertad, sin condicionamientos y en absoluta democracia, en todo nuestro territorio nacional.

Y es el resultado de esas elecciones en donde cobra vida y se plasma otro gran principio, el de la "soberanía popular" surgido de Mayo. El poder no es de un monarca, es del pueblo, es de todos nosotros, por igual.

Pero para que no sea una simple ilusión, el concepto de República, derivado de esa democracia, debe ser defendido por el pueblo a rajatabla, cada vez que sea atacado. No podemos permitir, como ocurrió algún tiempo atrás, que la división de los poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial), se intenten concentrar en una sola persona. Eso sería retroceder al contexto anterior mismo de la Revolución y defraudar, no solo a aquellos hombres, sino defraudarnos a nosotros mismos.

Y es esa igualdad de la que hablaba la que nos permite ser más justos, iguales ante la ley, sin privilegios ni prerrogativas.

Es por eso que debemos velar diariamente por la igualdad, la igualdad de oportunidades, la de progresar, la de desarrollarnos, la de acceder realmente a la educación, al trabajo, sin distinción de género, edad, color o pertenencia partidaria.

Siento que debemos recobrar el principio de identidad que está en nuestros orígenes y, con él, luchemos contra la pobreza, por nuestros niños y jóvenes, protejamos a nuestros mayores, recuperemos la calidad de la educación para la escuela pública, trabajemos por el progreso, gobernemos para el bien común.

Todo ello con un solo objetivo, el de lograr la Argentina que esos patriotas soñaron.

Dijo Mariano Moreno “…El pueblo no debe contentarse con que seamos justos, sino que debe tratar de que lo seamos ferozmente. Porque defender lo de todos es defender lo nuestro…”

Somos hombres comunes, en un presente que nos da una enorme oportunidad.

Revivamos los valores de libertad, igualdad y república, y persigamos el sueño de una Argentina mejor para todos. HAGAMOS PATRIA, AQUÍ Y AHORA.

-Acto seguido todos se trasladaron a la Iglesia Santa Rosa de Lima donde todos participaron del tradicional Tedeum con un mensaje que dejó el Padre Horacio Lento.

El diputado Torello participó del Tedeum en Buenos Aires

-El legislador de Cambiemos, acompañó la tradicional celebración donde estuvo el Presidente Mauricio Macri

torello2605El diputado nacional, Pablo Torello, participó del tradicional Tedeum que se realiza todos años, en la Catedral Metropolitana, en Capital Federal, y que contó con la presencia del presidente de la Nación.
-Allí, el representante de Bragado estuvo junto a otros legisladores del interbloque oficialista Cambiemos. También se lo vio acompañado por el senador Federico Pinedo. El presidente Mauricio Macri participó junto a su mujer Juliana Awada, mientras que también estuvo presente todo el Gabinete Nacional.
Luego de la tradicional celebración, el diputado Torello aseguró que se trató de una "muy linda jornada patriótica" y pidió porque, "este 25 de mayo sea un punta pie inicial para que todos los argentinos nos unamos para sacar adelante nuestro país".
-Tras el Tedeum se sirvió un locro en la Casa Rosada, donde Mauricio Macri habló ante los presentes y dijo que, "los ciudadanos somos los que tenemos el poder", en alusión a jueces, empresarios y sindicalistas.

(Gacetilla de prensa)

Por el Día de los Jardines de Infantes

- Habrá actividades en la jornada de hoy, viernes –Los chiquitos saldrán a las plazas y calles

jardines2605El próximo domingo 28 de mayo es el Día de los Jardines de Infantes y por tal motivo desde esos establecimientos de nuestro medio, se ha decidido realizar actividades en la jornada de hoy viernes.
Tradicionalmente las tareas con los alumnos se hacían dentro de los establecimientos, pero en esta oportunidad, se ha pensado sacar a los chicos a los paseos públicos de la ciudad, y en este sentido las docentes, Marcela Helffer, Fernández Studer y Valeria Albici, en el marco de una conferencia de prensa, informaron sobre las tareas a desarrollarse.
Se dijo que todos los años se hacen actividades por el día antes mencionado, pero en esta ocasión los chicos de las salas de 5 años, estarán visitando las plazas de la ciudad, más cercanas al establecimiento educativo.
Las docentes explicaron, que "abrimos las puertas de los jardines, pero saliendo de los mismos”.
Fernanda Studer, brindó un detalle de las plazas a visitarse: Jardín 901 y 905 estarán en la plaza Eva Perón y el 903 (O´Brien), en la plaza de esa localidad.
Los jardines 904 y 915 en la plaza San Martín, el Jardín 909, en el frente del jardín, es decir en la calle; 911 en la plaza Independencia, y los números 913 y 914, en la plaza 25 de Mayo.

Tedeum del 25 de mayo de 2017, en la Parroquia Santa Rosa de Lima

-El mensaje, ante autoridades y público en general, fue expresado por el Padre Horacio Lento

(Reflexión Lc. 19,1-10)

parroquia2605En este día en que celebramos un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, una vez más, como lo hacemos todos los años, estamos en nuestro Templo Parroquial, para dar gracias a Dios por todos los beneficios recibidos a lo largo de estos 207 años. Y a nuestra gratitud le unimos una súplica humilde y confianza en la que pedimos por todas y por cada una de las necesidades de nuestra querida Patria Argentina. En realidad pedimos por todos nuestros hermanos argentinos, millones de hombres y mujeres (entre los que hay niños, jóvenes, adultos y ancianos) que de tantas maneras y que por diversos motivos sufren, y mucho, a lo largo y a lo ancho de nuestro País.
No me voy a detener en la gran lista de situaciones dolorosas por las que atravesamos los argentinos, todos las conocemos muy bien, basta mirar la televisión, escuchar la radio, leer un diario o a veces, desgraciadamente, alcanza con salir a la vereda… porque hace unos años pasaba en otro lado y le pasaba otro… hoy pasa también acá y nos pasa a nosotros.
Por eso, hoy más que nunca, nuestra sociedad, aunque no lo manifieste con estas palabras, espera una nueva llegada del Señor… espera esa entrada sanadora y reconciliadora del Señor. Y me animo a decir que la espera porque a lo largo de estos más de 200 años su paso y su presencia salvadora, han sido una constante en nuestra historia individual y comunitaria.

Este nuevo aniversario es una excelente oportunidad para ver como se manifiesta y se ha manifestado su paso y su presencia por ejemplo ofreciéndonos una naturaleza de riqueza incomparable, como también reflejada en el testimonio de vida de entrega y sacrificio de nuestros padres y próceres, del mismo modo, se ha manifestado a través de tantos millones de hermanos nuestros que han sido protagonistas anónimos y que han trabajado en el engrandecimiento de nuestra Argentina.
Sin embargo me atrevo a decir que no somos lo suficientemente agradecidos por tantos dones recibidos y entonces se nos impone una pregunta: ¿Qué nos impide ver esta llegada del Señor? ¿Qué nos pasa que no somos capaces de gustar y ver qué bueno es el Señor?
Algo nos impide aprovechar ese encuentro pleno entre el Señor, sus dones y nosotros.
El Evangelio que recién hemos proclamado nos ha relatado el paso de Jesús por una ciudad y cómo un hombre, llamado Zaqueo, no podía verlo entre tanta muchedumbre y como a él, algo nos impide ver y sentir su presencia. En esta escena se nos da la clave en términos de altura y abajamiento. En el caso de Zaqueo, debido a su baja estatura no puede verlo, se sube a un árbol, a un sicómoro, y logra verlo. Esto solamente ya nos está diciendo mucho. No hay salida para quien tiene una mirada baja, sin esperanza, resignada a sus límites, carente de creatividad.
Tengamos cuidado y no nos quedemos en una chatura espiritual y ética, reforzada con otra vieja enfermedad del corazón que es la incapacidad de sentir culpa, porque esto no hace otra cosa que dejarnos atrapados en la impotencia y los límites, convencidos que la responsabilidad es de los otros.
Como nosotros también Zaqueo sufría esa cortedad de miras. Sin embargo sucede el milagro: el publicano se eleva sobre su mediocridad y encuentra la altura donde subirse. Porque del dolor y de los límites propios es de donde mejor se aprende a crecer y de nuestros mismos males es desde donde nos surge una honda pregunta: ¿Hemos vivido suficiente dolor para decidirnos a romper viejos esquemas, renunciar a actitudes necias tan arraigadas y dar rienda suelta a nuestras verdaderas potencialidades? ¿No estamos ante la oportunidad histórica de revisar antiguos y arraigados males que nunca terminamos de plantear, y trabajar juntos?
Zaqueo no optó por la resignación frente a sus dificultades, no cedió su oportunidad a la impotencia, se adelantó, buscó la altura desde donde ver mejor, y se dejó mirar por el Señor. Sí, dejarse mirar por el Señor, dejarse impactar por el dolor propio y el de los demás; dejar que el fracaso y la pobreza nos quiten los prejuicios, los ideologismos, las modas que insensibilizan, y que -de ese modo- podamos sentir el llamado: «Zaqueo baja pronto». Esta es la segunda clave de este pasaje evangélico: Zaqueo responde a un Jesús que lo llama a abajarse. Bajarse de sus autosuficiencias, bajarse del personaje inventado por su riqueza, bajarse de la trampa montada sobre sus pobres complejos. En efecto, ninguna altura espiritual ningún proyecto de grandes esperanzas, puede hacerse real si no se construye y se sostiene desde abajo: desde el abajamiento de los propios intereses, desde el abajamiento al trabajo paciente y cotidiano que aniquila toda soberbia.
-Hoy como nunca, cuando el peligro está a nuestras puertas, no podemos permitir que nos arrastre la inercia, que nos esterilicen nuestras impotencias o que nos asusten las amenazas. Tratemos de ubicarnos allí donde mejor podamos enfrentar la mirada de Dios en nuestras conciencias, hermanarnos cara a cara reconociendo nuestros límites y nuestras posibilidades. No retornemos a la soberbia de la división centenaria…Buenos Aires y la Confederación… federales y unitarios… azules y colorados… hoy le hemos cambiado el nombre y hablamos de la grieta…pero el común denominador en todos los casos consiste en destruir implacablemente hasta lo mejor de las propuestas y logros de los oponentes. Que no nos corten caminos las posturas intransigentes (en nombre de coherencias que no son tales). Que no sigamos revolcándonos en el triste espectáculo de quienes ya no saben cómo mentir y contradecirse para mantener sus privilegios, su rapacidad y sus cuotas de ganancia mal habidas, mientras perdemos nuestras oportunidades históricas, y nos encerramos en un callejón sin salida. Como Zaqueo hay que animarse a sentir el llamado a bajar: bajar al trabajo paciente y constante, sin pretensiones posesivas sino con la urgencia de la solidaridad.
-Hemos vivido mucho de ficciones, creyendo estar en los primeros mundos, nos atrajo «el becerro de oro» de la estabilidad consumista y viajera de algunos, a costa del empobrecimiento de millones. Cuando oscuras complicidades de dentro y fuera, se convierten en coartadas de actitudes irresponsables que no vacilan en llevar las cosas al límite sin reparar en daños: negocios sospechosos, lavados que eluden obligaciones, compromisos sectoriales y partidarios que impiden una acción soberana, operativos de desinformación que confunden, desestabilizan y presionan hacia el caos; cuando sucede esto de poco nos sirve la tentación ilusoria de exigir chivos expiatorios en aras del supuesto surgimiento de una clase mejor, pura y mágica... Sería subirse a otra ilusión. Debemos reconocer con dolor que, entre los propios y los opuestos hay muchos Zaqueos, con distintos títulos y funciones.
Lo mejor es dejar que el Zaqueo que hay dentro de cada uno de nosotros se deje mirar por el Señor, y acepte la invitación a bajar. Este llamado del Evangelio es memoria y camino de esperanza. Aquel que busca y se deja alcanzar por lo sublime da lugar a una alegría nueva, a una posibilidad de redención. Y Zaqueo se redime, accede alegre a la invitación del único que nos puede reconciliar, Dios mismo. Accede a sentarse a la mesa de todos, a la mesa de la amistad social. Nadie le pidió a aquel publicano que fuera lo que no podía ser, sino que simplemente se bajara del árbol. Se le pide que se avenga a la ley de ser uno más, de ser hermano y compatriota, que cumpla la ley.
Esto hay que lograr: hacer cumplir la ley, que nuestro sistema funcione, que el banquete al que se nos convoca en el Evangelio sea ese lugar de encuentro y convivencia, de trabajo y celebración que queremos. La ley es la condición infranqueable de la justicia, de la solidaridad y de la política, y ella nos cuida, al bajar del árbol, de no caer en la tentación de la violencia, del caos, del revanchismo. Asumamos el dolor de tanta sangre vertida inútilmente en nuestra historia. Abramos los ojos a tiempo: una sorda guerra se está librando en nuestras calles, la peor de todas, la de los enemigos que conviven y no se ven entre sí, pues sus intereses se entrecruzan.
No es el momento de tener miedo y vergüenza de nosotros mismos, todos somos un poco Zaqueo, y todos tenemos enormes talentos y valores. Miramos con nostalgia las riquezas naturales, la brillantez de tantos compatriotas dispersos, la silenciosa e increíble resistencia de un pueblo humilde que defiende sus reservas y se niega a ceder su fe y sus convicciones, que lucha contra el desgaste. Ahora o nunca, busquemos la refundación de nuestro vínculo social, como tantas veces lo reclamamos con toda la sociedad y, como este publicano arrepentido y feliz, demos rienda suelta a nuestra grandeza: la grandeza de dar y darnos. La gran exigencia es la renuncia a querer tener toda la razón; a mantener las privilegios; a la vida y la renta fácil,... a seguir siendo necios, enanos en el espíritu. Como en el llamado evangélico, en numerosas oportunidades nos hemos dejado visitar por Dios. Allí lo grande y sublime ha surgido de nosotros. Hay en toda la sociedad un anhelo ya propuesto, insoslayable, de participar y controlar su propia representación, como aquel día que hoy rememoramos en que todo un pueblo se constituyó en Cabildo.
Además del subirse para ver a Jesús y abajarse luego para seguir su invitación hay una tercera clave en el texto evangélico: el dar, el darse reparando el mal cometido. Zaqueo se anima a devolver lo mal habido y a compartir. Como el Zaqueo convertido, este pueblo siente el deseo de «dar la mitad» y «devolver cuatro veces más». Quiere rescatar del fondo de su alma el trabajo y la solidaridad generosa, la lucha igualitaria y la conquista social, la creatividad y la celebración, Sabemos bien que este pueblo podrá aceptar humillaciones, pero no la mentira de ser juzgado culpable por no reconocer la exclusión de millones de hermanos con hambre y con la dignidad pisoteada. Si Zaqueo, antes de dejarse mirar por Jesús, ideaba la forma de que sus deudores se hundieran cada vez más, no podía entonces reclamar supuestas obligaciones éticas ni castigos ejemplares. Una vez convertido debe reconocer su estafa usurera, y devolver lo que robó. Contemplemos el final de la historia: Un Zaqueo avenido a la ley, viviendo sin complejos ni disfraces junto a sus hermanos, viviendo sentado junto al Señor, deja fluir confiado y perseverante sus iniciativas, capaz de escuchar y dialogar, y sobre todo de ceder y compartir con alegría de ser.
La historia nos dice que muchos pueblos se levantaron de sus ruinas y abandonaron sus ruindades como Zaqueo. Hay que dar lugar al tiempo y a la constancia organizativa y creadora, apelar menos al reclamo, estéril, a las ilusiones y promesas, y dedicarnos a la acción firme y perseverante. Por este camino florece la esperanza, esa esperanza que no defrauda porque es regalo de Dios al corazón de nuestro pueblo. Hoy, más que nunca, nos convoca la esperanza. Ella nos inspira y da fuerzas para levantarnos y dejarnos mirar por Dios, abajarnos en la humildad del servicio, y dar dándonos a nosotros mismos. Por momentos soñamos una convocatoria, la esperamos mágica y encantadoramente. El camino es más sencillo: sólo debemos volver al Evangelio, dejarnos mirar como Zaqueo, escuchar el llamado a la tarea común, no disfrazar nuestros límites sino aceptar la alegría de compartir, antes que la inquietud del acaparar. Y entonces sí que escucharemos, dirigida a nuestra Patria, la palabra del Señor: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que estaba perdido…»
-Pidamos en este día para que todos los argentinos nos dejemos mirar por Jesús y seamos capaces de hacer el camino que hizo Zaqueo, como bragadenses estamos dando pasos, incluso trabajando en equipo en varios temas que hacen al bien de la comunidad… Parroquia, Cáritas, Colegio San José, Municipio… que esto sea sólo el comienzo de un deseo y un compromiso muy profundo de vivir la alegría del compartir por y para cada uno de nuestros hermanos que más sufren.
-Qué María nuestra Madre, desde Luján, nos cubra con su manto y nos ilumine en este desafío.

Acto por el 25 de Mayo en el Jardín Nº905

-Asistieron las autoridades municipales, del Concejo Deliberante y el Consejo Escolar -Hubo una demostración de danzas típicas de la época de 1810.

actouno2605actodos2605El miércoles por la mañana, se llevó a cabo el acto con motivo de celebrarse el Día de la Patria, en el Jardín de Infantes Nº 905.
Hasta allí se acercaron las autoridades municipales, encabezadas por el Secretario de Gobierno, Dr. Mauricio Tomasino; la Secretaria de Desarrollo Social, Dra. Natalia Gatica; la Directora de Cultura, Malena Católica y la presidenta del Consejo Escolar, Verónica Tucci.
-Además, presenciaron el acto, la Jefa Distrital de Educación, Inés Aliano; el titular del Concejo Deliberante, Dr. Aldo Expósito, docentes, directivos y público en general.
Hubo palabras alusivas a aquellas personalidades que dieron el primer paso para que surgiera una nación libre. Además de distintos números que recrearon aquella época, del 25 de Mayo de 1810. En el final, todos juntos entonaron una canción.

 

 

 

 

actotres2605

BA vacunacion

unnoba

 Nuestra App para dispositivos Android - Play Store

instalapp

FacebookTwitter