+54-02342-430200

Belgrano Nº 1650

B6640 - Bragado

administracion@lavozdebragado.info

La Calle

La frase de hoy: “Frente a cada cosa que pasa, lo ideal es hacer un análisis sin taparse un oído, ni cerrar un ojo…”.

 Hay hechos que tienen una o varias razones por las cuales se producen. La Calle está confiada en la tarea del personal policial que, entre otras cosas, está para prevenir delitos. Cuando, por desgracia, se producen empieza la hora de investigar. En la acción preventiva, hay organismos que también están para ayudar. No es bueno que nadie les reclame a sus responsables. Por ahora, como hubiera dicho Neustadt, lo dejamos allí. Llegará el momento de profundizar.


Bernardo Neustadt fue un periodista importante que murió hace pocos años. En los años 90, es decir no hace tanto, su opinión era tenida muy en cuenta por los gobiernos. Junto a Mariano Grondona tuvieron un programa que hizo historia. Se llamó “Hora clave”. La Calle supo admirar la forma de escribir de don Bernardo, cuando estaba en el diario El Mundo, hace unos 60 años. Después, en la tele, ya perdió buena parte de credibilidad, sobre todo para los llamados ciudadanos de a pie…


 Para muchos, gran parte de la campaña contra los ferrocarriles, se debe a “Hora Clave”. En realidad, algo de cierto hay. De cualquier modo, la decisión de cerrar ramales, fue de don Carlos Menem, dos veces votado por la mayoría de los argentinos, para ejercer la máxima autoridad. En nombre del peronismo “liquidó” los trenes, los mismos que había comprado, en 1948, el general Perón… No tuvo necesidad de explicárselo al creador del Movimiento, porque había muerto el 1ro. de julio de 1974… Tal vez adivinó que se venían días oscuros para el país y se despidió con pena.


 Eduardo Aliverti, ya casi inactivo, es un notable periodista. Admirado por su voz y por su pensamiento que podría considerarse progresista. Algo así, como de izquierda. En los últimos tiempos, la ha estado pasando mal por un hecho que protagonizó su hijo, quien acaba de ser condenado a 4 años de prisión, aunque aún está en libertad… El padre, en su momento, pese a estar cerca de su hijo, afirmó que, “la Justicia debe actuar más allá de los apellidos…”. Así debiera ser siempre.


 Los periodistas admirados suelen desmoronarse. Es que, la vida toma examen todos los días. Un caso reciente es, por ejemplo, Víctor Hugo Morales. Un relator notable de fútbol, con identidad uruguaya, pero argentinizado desde la década del 80. Tuvo grandes compañeros, como Néstor Ibarra, el Chavo Fuchs, “Tití” Fernández y Alejandro Apo, el creador de la poesía llegando al fútbol, en algún momento visitante de Bragado.
 La capacidad de Morales excedía el marco de una cancha, aunque su definición política, terminó por perjudicar su carrera. Por supuesto, teniendo todo el derecho de tener opinión y defenderla.


 En el ámbito local también pasa con el periodismo. Cada uno tiene su opinión, pero a la hora de informar hay que exponer la mayor imparcialidad posible. Lo ideal, por Bragado y su gente, es que les vaya bien a los Intendentes, para bien de los ciudadanos en general. Cuando llega el momento de votar, cada cual hace uso de su libertad, amparado en la seguridad del cuarto oscuro… De chico, uno creía que era una habitación sin luz…


 La Calle con poca historia como funcionario municipal… En 1975 a un amigo se le ocurrió que podría ser útil en la Dirección de Prensa… Eran tiempos tormentosos del gobernador Vicente Calabró, dirigente gremial convertido en político. Época de una dura interna dentro del Ejército, con facilidad para sacar los tanques a la calle… Tormenta institucional y de la otra, a través de lluvias, inundaciones y familias evacuadas, sobre todo en Fátima.


 Lo cierto es que pronto llegó el golpe de marzo del 76 y La Calle volvió al llano, que es donde más a gusto se siente. Eso no significa no ayudar, en lo haga falta. Tanto que aquella experiencia de apenas un año, nos permitió conocer realidades que, aún hoy, están cerca de los sentimientos. -Además no hay que olvidar que el periodismo está para criticar, sin que ello implique no reconocer lo realizado, por cualquier gobierno.


 “El periodismo debe ser combativo…”, es una frase que alguna se pudo leer en FERROMUNDO, periódico hecho a pulmón, en los tiempos en que había ferrocarriles en el país… La esperanza es que vuelvan los trenes.

La Calle

La frase de hoy: “Escuchar es bueno, pero cuando no se pueden dar respuestas, la puntada se siente en el estómago…”.


Los domingos con sol le hacen bien al ánimo, aunque venga arrastrando el ala, como calandria herida… Es buen momento para preguntarse por el papel de los diarios que -según La Calle-, no están sólo para dar noticias policiales o chimentos políticos… Eso tiene su valor, pero a veces hay que mirar un poco hacia arriba.


Hay señales “no positivas”, dijera un dirigente mendocino, en el Congreso Nacional. Pero también están las otras, las que hay que promover. Hay niños llegando al mundo; jovencitos que se hacen de novio, respetando al otro; padres que acompañan y dan buenos consejos, incluso sabiendo decir que no.


El mundo no sólo el de HOY… Con Donald Trump, ordenando arrojar la madre de todas las bombas, en algún lugar del castigado planeta… Ni el “mandamás” de Corea del Norte, que se pone contento haciendo desfilar a los misiles que pueden estallar en cualquier momento…


La realidad es la que viene andando, con pibes que tienen 5, 7, 10 años… Ellos se permiten soñar con un mundo de hermanos, donde un niño negro juegue con uno blanco… Donde los seres humanos –familias enteras-, no tengan que buscar refugio en lugares lejanos, como perros perseguidos…
A ellos hay que ayudarlos a no sumarse a la violencia… Sumar amigos, es mucho más fácil que juntar enemigos… Escuchar consejos en los que el respeto esté delante de todos y la solidaridad sea la abanderada…


Ese futuro existe. No hay que darse por vencido. Los jóvenes pueden divertirse sin emborracharse con alcohol y drogas… El mejor medicamento contra las adicciones sigue siendo el AFECTO…


Aunque cueste, no hay dar por perdida la batalla. Ser BUENOS sigue siendo buen negocio… Encontrar tipos como Aníbal Molina, que trabaja pensando en mejorar lo que el campo produce para bien de todos, no es un chiste. Es real y pasa en estos días.
-Lo bueno es que las autoridades lo escuchen. Tiene ideas y no cambió en el camino, a lo largo de casi 50 años… ¿Les parece poco?


Hay que rendir homenaje silencioso a Discépolo que murió a los 50 años, angustiado por la intolerancia: Sus amigos se volvieron enemigos, porque él no pensaba como ellos… calle2404
-Hay lugar para todos en el tren que viaja al futuro. El secreto está en no cerrar las puertas, ni el corazón…


DISCEPOLÍN…

Sobre el mármol helado, migas de medialuna
Y una mujer absurda que come en un rincón…
Tu musa está sangrando y ella se desayuna…
El alba no perdona ni tiene corazón.
Al fin, quién es culpable de la vida grotesca
Y del alma manchada con sangre de carmín
Mejor es que salgamos antes de que amanezca,
Antes de que lloremos, viejo Discepolín

Conozco de tu largo aburrimiento
Y comprendo lo que cuesta ser feliz,
Y al son de cada tango te presiento
Con tu talento enorme y tu nariz;
Con tu lágrima amarga y escondida,
Con tu careta pálida de clown,
Y con esa sonrisa entristecida
Que florece en verso y en canción.

La gente se te arrima con su montón de penas
Y tú las acaricias casi con un temblor…
Te duele como propia la cicatriz ajena:
Aquél no tuvo suerte y ésta no tuvo amor.
La pista se ha poblado al ruido de la orquesta
Se abrazan bajo el foco muñecos de aserrín…
No ves que están bailando
No ves que están de fiesta
Vamos, que todo duele, viejo Discepolín…

(Letra de Homero Manzi, música Aníbal Troilo)
Enrique Santos Discépolo, nació el 27-3-1901 y murió el 23-12-1951, dicen que de tristeza…

La Calle

La frase de hoy: “No todo es cosa de la mala suerte; hay que aportar una cuota de ánimo ganador…”.

A veces, las cosas salen bien. Nos pasa a todos. Hay días con estrellas y otros en que terminás estrellado… No hay cómo darse manija positiva. “Este trabajo me saldrá bien, siempre que lo haga ahora; no dejes para mañana, lo que se puede hacer hoy”. Y el laburo, que parecía difícil, saldrá hecho una pinturita.


Hay necesidad de conseguir algo, para nosotros o para alguien a quien le está haciendo falta. “Es mejor esperar un poco; las cosas apuradas no salen bien…”, pensamos. De golpe, por intuición, cambiando de idea, la búsqueda termina siendo beneficiosa. Aún hay personas que entienden las necesidades de sus semejantes y, si se enteran, son capaces de tirar un salvavidas… Por esos detalles, explicados muy por arriba, el viernes terminó siendo bueno para La Calle. Cosas que alientan y que, en principio, permiten encarar el fin de semana con optimismo. Es un modo de ganar. No hay nada peor que salir a pista pensando que “hoy no es mi día…”. El piloto saldrá sexto cómodo… Conclusión: El estado de ánimo es muy importante. Mentalidad ganadora, que le dicen…


Los Bomberos Voluntarios están siempre, para todos los problemas. Siempre con algo positivo a aportar en beneficio de sus semejantes. Por eso, ha parecido útil reiterar algunos de los consejos que dieron a conocer para evitar consecuencias por el funcionamiento de estufas, cocinas, calefones, calentadores, etc. Hay que escuchar los buenos consejos, de gente que sabe porque se preparó para eso y ha visto muchos dramas producidos por un descuido. Prevenir es curar…


“Hablar poco y lo preciso…” Es uno de los consejos que el general José de San Martín dejó a su hija Mercedes. No siempre tomamos en cuenta ese modo de actuar en la vida de todos los días. Sobre todo, los abuelos somos de sufrir cierta “incontinencia verbal”, lo cual termina siendo una molestia para los demás, sean familiares, vecinos o compañeros de trabajo. Es por eso que estamos en una campaña de “en boca cerrada, no entran moscas…”. Veremos cuánto dura el silencio…


Hay quienes, naturalmente y sin estar mal, son de hablar solos. Andando por las calles, hay personas que buscan de ese modo no olvidar algún mandado. Además, en las discusiones con uno mismo, es el único de tener razón… Están los que cantan y lo hacen en voz alta, sin tener miedo a lo que dirán los demás. Hay que animarse a ser un mismo. Eso sí, para entonar en voz alta, hay que tener alguna noción de cómo hacerlo bien. Cuando eso no pasa, el tipo queda expuesto a los silbidos…


Hay un viejo chiste que tiene relación con esta cuestión. En el tema “Caminito”, hay una frase que dice: “Yo a tu lado quisiera caer y que el tiempo nos mate a los dos…”. Alguien del público, de esos que nunca faltan, retrucó: “Al guitarrista no, que es bueno…”.


 

Recomendación de Bomberos Voluntarios para prevenir la inhalación de monóxido de carbono
-Se está brindando información sobre el tema y se solicita que los controles de los artefactos sean realizados por un gasista matriculado

INTOXICACIÓN CON MONÓXIDO DE CARBONO
El monóxido de carbono es un gas inodoro que causa miles de muertes cada año. Inhalar monóxido de carbono es muy peligroso.

ELEMENTO TÓXICO
El monóxido de carbono es un químico producido a partir de la combustión incompleta de gas natural u otros productos que contengan carbono.

DÓNDE SE ENCUENTRA
Los siguientes elementos pueden producir monóxido de carbono:
-Cualquier artefacto que queme carbón, gasolina, keroseno, petróleo, propano o madera.
-Motores de automóviles.
-Parrillas de carbón de leña (este carbón nunca se debe quemar en espacios interiores).
-Sistemas de calefacción portátiles o para interiores.
-Calentadores portátiles de propano.
-Estufas (para espacios interiores y exteriores).
-Calentadores de agua que utilicen gas natural.

SÍNTOMAS: Cuando uno inhala monóxido de carbono, el tóxico reemplaza el oxígeno en el torrente sanguíneo y, como consecuencia, el corazón, el cerebro y el cuerpo sufrirán por la falta de este gas.
Los síntomas varían de una persona a otra y quienes están en mayor riesgo son los niños pequeños, ancianos, personas con enfermedad cardíaca y pulmonar, personas que se encuentran a grandes altitudes y fumadores. El monóxido de carbono puede causarle daño a un feto (bebé que aún se encuentra en el útero).

Los síntomas de la intoxicación por monóxido de carbono pueden ser:
-Problemas respiratorios, incluso ausencia de la respiración, dificultad respiratoria o respiración rápida.
-Dolor en el pecho (que puede ocurrir repentinamente en personas con angina)
-Coma –Confusión –Convulsiones –Mareo –Somnolencia –Desmayo -Fatiga
-Malestar y debilidad general -Dolor de cabeza -Hiperactividad
-Deterioro del juicio –Irritabilidad -Presión arterial baja
-Debilidad muscular -Latidos cardíacos anormales o rápidos
-Shock -Náuseas y vómitos -Pérdida del conocimiento.

La Calle

La frase de hoy: “El frío se acerca y, por eso, son bienvenidos los aportes solidarios”.

La Calle siente que aún tiene sentido la espera. Que no hay que darse por vencido, aunque la lucha sea despareja. Es que mientras llegue una bolsa con ropa de abrigo, para aliviar los rigores del invierno, no hay derecho a la desesperanza.


No hay que dejar de llegar a los barrios lejanos, donde el viento se cuela por las hendijas de las casas que siguen siendo precarias, en más casos de los ideales. Encontrar frazadas que abriguen y alguna estufa que, aunque chiquita, pueda ayudar a entibiar el ambiente.
Eso sí, como piden los Bomberos, teniendo mucho cuidado con los riesgos.


Está bueno que los colegios traten de no “perder” a sus alumnos. No por defender la matrícula, sino para ayudar a los que necesitan saber más. Es uno de los caminos para abandonar las necesidades materiales.


Hay que leer a los poetas que saben mirar “el otro lado de las cosas”. Por ejemplo, lo escrito por el pampeano Alberto Cortez, hace más de 15 años, pero que mantiene actualidad. Es que, “hay que seguir Argentina, por los que se fueron; por los que están; por los que vienen en camino”.




Eso sí, hay que desechar la violencia. No es rompiendo que se construye; no es insultando que se fabrica el diálogo; no hay que descalificar para, finalmente, poder entenderse. Los que necesitan y los que tienen mucho. La clave está en encontrar senderos para la sociedad solidaria.


HAY QUE SEGUIR ARGENTINA…

Este poema fue escrito por Alberto Cortez, a raíz de la muerte de dos manifestantes en el Puente Pueyrredón, Buenos Aires. Fue leído en Madrid, en el Centro Internacional de Prensa, la casa de los periodistas acreditados, al día siguiente de los sucesos citados.

Hay que seguir Argentina hay que seguir
aunque sea a la rastra, hay que seguir
hay que escrutar las rendijas del redil
hasta salir, Argentina, hay que seguir...
Hay que seguir sin complejos ni amarguras
sin tapujos, visillos ni cortinas
hay que encontrarle un lugar a la cordura
hasta mellar la punta de la espina.

Esa espina que hiere y que perfora
hasta la base misma del espanto,
transformando la lágrima en espora,
que el luengo viento distribuye en llanto.

Hay que cerrarle el paso a tanto oprobio
que esparce desde siempre y desde lejos
la maldita simiente de los odios
de las dudas perfidias y complejos.

Hay que seguir Argentina, hay que seguir
evitar la violencia desatada,
lo prioritario debe ser el pervivir
antes que todo se convierta en nada.

Habrá que hacerle caso a los avisos
al Puente Pueyrredón, las cacerolas.
porque la infamia se mueve sin permiso
mientras que siempre la razón, razona.

Hay que tapar la boca a los bocones
mentirosos de siempre y para siempre,
que oculten su vergüenza en sus rincones
si es que tienen vergüenza los que mienten.

Hay que frenar al viento huracanado
con fronteras de luz y de prudencia
esposarlo a la historia y amarrado
echarlo a las mazmorras de la ausencia.

Hay que volver a ejercer de basurero
hay que limpiar lo sucio que heredamos
y tener bien aseados los senderos
para ir hacia el el futuro que deseamos.

Hay que volver a sembrar la vieja huerta
aferrrarse a la lluvia y al arado
hay que volver a abrir todas las puertas
que la infamia feroz haya cerrado.

No te puedes morir, te lo prohibo
te prohibo ceder al desaliento
te lo exige mi pluma y lo suscribo
con la angustia en voz alta de mis versos.

Hay que seguir Argentina hay que seguir
aunque sea a la rastra, hay que seguir
hay que escrutar las rendijas del redil
hasta salir Argentina, hay que seguir+.

La Calle

La frase de hoy: “Hay muchos vecinos a los cuales la comunidad les debe un reconocimiento que supere el paso del tiempo”.


 Hay especialistas en la historia lugareña que pueden ofrecer datos en ese sentido, capaces de llenar las páginas de un libro… La Calle suele intentar un repaso en base a su memoria, algo que todavía conserva, aunque en disminución. Tratemos de encontrar nombres merecedores de buenos recuerdos.


 Don Antonio RAMOS, vecino de la calle Alem, amigo de todos. Capaz de estar siempre al servicio de la comunidad. Trabajó siempre con la comisión de la Fiesta del Caballo, con bajo perfil, pero poniendo el hombro, camiones, personal. Fue integrante del AeroClub Bragado, siempre queriendo progresar.


 En estos días, alguien conocido en Bragado recordó que llevó 60 camiones con cascotes para hacer el contrapiso de las canchas de tenis del Club Moreno, en el predio de Brown y 12 de Octubre. Son apenas pinceladas de una personalidad digna del mayor respeto. En política tuvo su corazón, pero eso nunca fue motivo de desacuerdo con nadie.


 Fue técnico de básquet de alto nivel, incluso con trayectoria en el exterior, jugando y entrenando. Su nombre: Heriberto Schönwies y trabajó en varias entidades de nuestro medio, sin alardes y con una capacidad probada que no precisaba muchas palabras. Los conductores de grupos, de chicos y jóvenes, tienen mucha importancia, por lo que pueden trasmitir en cuando a cualidades técnicas y por la calidad humana, capaz de marcar un camino de rectitud.


 Eran amigos y colegas en la tarea de profesores de Educación Física. Mucha gente ya con años sobre la espalda, lo recuerda con aprecio. Se los nombra en estos días, por haber sido organizadores de la prueba atlética que se hacía para cada aniversario del Club Porteño, entidad que se fundó el 1º de  mayo de 1922. Eso, entre muchas tareas silenciosas y positivas. Estuvieron trabajando ambos en lo que hoy es el Complejo Deportivo, en la década del 70, durante la gestión del intendente Oliveros.


 No es posible olvidarla… Se trata de Maruca Bosco de García, la señora de don Pepe, otra personalidad destacada. Abrió su casa a todos, sin hacer jamás diferencias y dedicó gran parte de su vida al Hogar San Vicente de Paul. Su serenidad, estando ausente físicamente, debe estar en saber que los abuelos siguen siendo bien atendidos. Maruca, de paso, compartía cada almuerzo-aniversario del Club Porteño y cantaba el feliz cumpleaños.


 Hoy cuando se habla clara y dolorosamente de adicciones, Antonio Ferrer libró una lucha en la cual muchas veces se sintió -y estuvo- solo. Nunca se rindió; nunca dejó de golpear puertas, aunque esa cruzada en defensa de muchos le acortó años de vida. Cuando se habla de gente que hizo cosas, no hay que dejar de nombrarlo con respeto. Por no acompañarlo como correspondía, suele invadirnos una sensación de culpa.


 Dirigentes gremiales. En la historia de Bragado hay muchos nombres que merecen no ser olvidados. Hoy La Calle quisiera dejar sólo dos de ellos, pertenecientes a distintas disciplinas, pero ambos comprometidos por mejorar la vida de los trabajadores. Don José López, de los Panaderos, y Roque Duarte, de UOCRA, el gremio de la construcción. Los dos, además, se decidieron por participar en política, como forma de luchar desde adentro por sus ideales. Son muchos los que no los olvidan.


 En suma, vivimos en una comunidad donde muchas personas, antes y ahora, sin egoísmos, son capaces de trabajar por el bien general. Es una suerte haber tenido la fortuna de respirar estos aires y pisar este suelo.


Poemas de Reflexión…


 Quererse a uno mismo es fundamental, si lo que buscamos es conseguir amar, a personas semejantes a nosotros, que solo desean ser felices los unos con los otros. Si no te quieres a ti mismo no serás capaz de encontrar el amor que te haga vibrar, ese que te hace sentir único y especial.

(Christian Manríquez)

ludopatia300x250

ArqInm01

unnoba

 Nuestra App para dispositivos Android - Play Store

instalapp

FacebookTwitter